DIX vs. HITLER

Parte de la historia europea del siglo XX aborda el caos, la catástrofe y la violencia. Una ola del armisticio, disputas territoriales y países involucrados que al final de cuentas no tenían nada que ver con el Archiduque. Si, hablo del periodo de Guerra o bien como está registrado en los anales de la historia: “la Gran Guerra “, periodo que permitió fortalecer naciones, gobiernos, poderes, industrial y tecnología en pos de la destrucción y de ver cómo ponerle la pata a un territorio “enemigo y mostrar “quien manda”.

Un periodo de estallidos y plomazos, muertos y perseguidos, alianzas y construcción de ideales, pues bien el arte no se logró salvar. La sangre, el plomo y los escombros salpicarían las paletas y las mentes  de los artistas, estos sucesos serian un insumo y un pretexto para la creatividad reaccionaria de la época.

La revolución artística estaba permeando Europa, el descontento por la academia parecía una epidemia que activaba el deseo de exploración, los Ismos de vanguardia se revelaban contra el gran ismo: el clasicismo. Antes de entrar al enfrentamiento de los personajes que me ocupan en este espacio, me es pertinente fijar como base de esta disputa: al expresionismo. El expresionismo suele ser entendido como la deformación de la realidad para expresar de forma más subjetiva la naturaleza y el ser humano, dando primacía a la expresión de los sentimientos más que a la descripción objetiva de la realidad. Entendido de esta forma, el expresionismo es extrapolable a cualquier época y espacio geográfico. Con sus colores violentos y su temática de soledad y de miseria, el expresionismo reflejó la amargura que invadió a los círculos artísticos e intelectuales de la Alemania prebélica, así como de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y del período de entreguerras (1918-1939). Esa amargura provocó un deseo vehemente de cambiar la vida, de buscar nuevas dimensiones a la imaginación y de renovar los lenguajes artísticos. El expresionismo defendía la libertad individual, la primacía de la expresión subjetiva, el irracionalismo, el apasionamiento y los temas prohibidos –lo morboso, demoníaco, sexual, fantástico o pervertido–. Intentó reflejar una visión subjetiva, una deformación emocional de la realidad, a través del carácter expresivo de los medios plásticos, que cobraron una significación metafísica, abriendo los sentidos al mundo interior. Entendido como una genuina expresión del alma alemana, su carácter existencialista, su anhelo metafísico y la visión trágica del ser humano en el mundo le hicieron reflejo de una concepción existencial liberada al mundo del espíritu y a la preocupación por la vida y la muerte, concepción que se suele calificar de “nórdica” por asociarse al temperamento que tópicamente se identifica con el estereotipo de los países del norte de Europa. Fiel reflejo de las circunstancias históricas en que se desarrolló, el expresionismo reveló el lado pesimista de la vida, la angustia existencial del individuo, que en la sociedad moderna, industrializada, se ve alienado, aislado. Así, mediante la distorsión de la realidad pretendían impactar al espectador, llegar a su lado más emotivo e interior. Después de la Primera Guerra Mundial apareció la llamada Nueva Objetividad, que si bien surgió como rechazo al individualismo expresionista defendiendo un carácter más social del arte, su distorsión formal y su colorido intenso les hacen herederos directos de la primera generación expresionista.

La Nueva Objetividad en alemán Neue Sachlichkeit Surge en Alemania hacia 1922.  Este movimiento estaba en contra del arte subjetivo y emocional de los expresionistas de los años 20. Los artistas de este grupo optaron por la neutralidad de la expresión, en oposición al Fauvismo y al Impresionismo, y defendían un arte en el que la creación artística se identificaba con el oficio. Las características de este movimiento Pos Expresionista se basaban en el  Rechazo del planteamiento sensorial y subjetivo del cubismo, del futurismo y del expresionismo, buscando la vuelta a los lenguajes objetivos del realismo. La figuración de carácter crítico-satírico tratada de manera agresiva y ácida mediante un dibujo caricaturesco de gran libertad expresiva.

Buscaban la representación ambivalente de la realidad mediante la  ausencia de emoción en la representación, casi superficial, pero al mismo tiempo tratada con una perspectiva socialmente comprometida. Gran nitidez visual con contornos bien marcados y trazos ágiles y vigorosos.

Los trabajos de este grupo de artistas contaban con una temática de denuncia social, próxima a lo vulgar, que resalta los aspectos más sórdidos de la realidad: corrupción, víctimas de la guerra, deshumanización de la vida, escenas de gran ciudad con figuras perdidas entre edificios o inmersas en ambientes industriales, trasfondos de miseria, prostitución, etc. Con una equiparación plástica de personas y objetos que son representados de manera rígida, mecánica, grotesca y des individualizada.

Este movimiento artístico se desarrolla con la República de Weimar, periodo de la historia alemana que fue especialmente conflictivo, ya que se inicia con la derrota y se cierra con la ascensión del nazismo. Se trata de una época marcada por las tensiones sociales y caracterizada por un clima generalizado de desilusión y escepticismo.

Y es así como en este contexto vemos que se desarrolla el estilo y la ideología artística de Otto Dix y Adolf Hitler. Quehaceres artísticos que discurrían entre si y por lo tanto llevaron a estos dos personajes a un “odio” cultural frente a la belleza y lo que simbolizaba digno de una estética de honra. Ahora hablemos de estos dos artistas a quienes pongo frente a frente para intentar comprender la disputa por lo “bonito y el arte realmente estético”

OTTO DIX

Nacido en Gera, Alemania el 2 de diciembre de 1891, en el seno de una familia obrera y sin recursos, gracias a que su madre que era una enamorada del arte y la música fue que él se sintió atraído al mundo artístico y pronto sintió pasión por el dibujo y atracción por los pintores renacentistas. Cuando empezó la Primera Guerra Mundial, Otto Dix se alistó entusiastamente como voluntario en el Ejército alemán Ganó la Cruz de Hierro de segunda clase y alcanzó el rango de Vizefeldwebel. En agosto del mismo año fue herido en el cuello, poco tiempo después tomó lecciones de vuelo. Se le dio de baja en diciembre de 1918.

Dix fue profundamente afectado por el horror de la guerra, posteriormente descrito como una pesadilla recurrente en la cual él se arrastraba a través de casas destruidas. Esos horrores se convertirán en uno de los temas más recurrentes en su obra junto a la crítica social de lo que en su país está comenzando a ocurrir gracias al auge del nacionalsocialismo a partir de 1933. Debido a esta crítica la Gestapo le coloca en su lista negra y llega a considerarlo un “artista degenerado”. Dix comenzó a vagar por Alemania viviendo en distintas ciudades. Pero la figura de Dix era ya conocida y admirada por artistas y en su ciudad natal Gera, se expuso parte de su obra que fue rápidamente retirada por los nazis. En 1938 es detenido, tras un atentado fallido a Hitler, en el que no estuvo implicado, pero que la Gestapo aprovechó para detener a todas personas “non gratas” del régimen. Al poco y por falta de pruebas es excarcelado, pero 260 de sus obras fueron requisadas, y la mayor parte quemadas.

Tropas de Tormenta avanzando bajo un ataque de gas
Flanders. óleo sobre lienzo – 1934

The War Cripples
Mutilados de Guerra Jugando Cartas . 1920

ADOLF HITLER

Nace en Braunau am Inn, el 20 de abril de 1889fue el Führer y canciller de Alemania entre 1933 y 1945. Llevó al poder al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o Partido Nazi y lideró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. Además, fue quien dirigió a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, iniciada por él con el propósito principal de cumplir sus planes expansionistas en Europa.

Cuando Hitler vivió en Viena, desarrolló un amplio interés por el arte y produjo una serie de trabajos entre pinturas, acuarelas y dibujos para ganar dinero. Las ambiciones artísticas de Hitler se vieron disminuidas al fallar dos veces el examen de admisión a la Academia de Bellas Artes de Viena, en 1907 y 1908. Algunos miembros de la institución reconocieron su talento y le invitaron a aplicar al programa de la Escuela de Arquitectura, pero él lo rechazó.

Su temática era simple: algunos críticos piensan que Hitler no tenía talento para la pintura, basando sus argumentos en la falta de personas dentro de sus paisajes, en los que la importancia recae en las estructuras arquitectónicas, casas de campo y, durante la guerra, en paisajes desolados, en ruinas, así como tanques y material militar.

Hitler se enlista en el ejército a los 25 años y allí ejerce la pintura como ocio, con el tiempo se aleja de la pintura para dedicarse a la política y a los deseos expansionista de la raza aria y el dominio del mundo, aun así esto le ayuda a crear una nueva cultura y así plantear la estética y el canon del arte Nazi.

La pintura de Guerra hecha por Hitler: 

 

Como podemos ver tenemos a dos artistas enfrentados bajos los horrores de la guerra por un lado un Hitler enamorado del clasicismo y de los cánones que consideramos símbolo de la perfección y en contraposición de él y perseguido encontramos a Dix el artista que se fijó en los verdaderos horrores de la guerra y se dedicó a mostrar como la guerra no sería el camino de un nación excelente sino que sería el camino de la deformación, el trauma y la muerte de una sociedad.

En verdad donde vemos un verdadero enfrentamiento de las estéticas de lo bonito y lo feo se encuentra en la  ENTARTETE KUNST (o exposición de arte degenerado)  realizada el 19 de julio de 1937 impulsada por la cultura del tercer Reich donde la estética se basaba en la exaltación de la raza, la perfección, la familia y lo bueno de la arquitectura alemana mientras que el arte degenerado mostraba que la expresión estética del arte de vanguardia era una epidemia judía no digna de considerarse arte . La curaduría de esta exposición consistía en poner los cuadros de manera desordenada y torcidos, como ficha técnica escribían grafitis en las paredes que insultaban tanto a las obras como a los artistas, también en las paredes se combinaron las obras a con fotografías de personas lisiadas y dibujos realizados por “enfermos mentales”, de igual manera los curadores contrataron actores para que se mezclaran entre la multitud y criticaran las obras. Esta forma de organizar los cuadros en la exposición hizo que el arte de vanguardia tuviera un aspecto extraño y ridículo, además de poner en evidencia el deseo de que la epidemia de arte enfermo y la decadencia cultural asociada con la República de Weimar no tomara ventaja debido a que el Tercer Reich tomaría acciones concretas frente a este arte que fue percibido como un acto de violencia estética de los judíos frente al espíritu Alemán; Esa supuesta naturaleza judía se aplicaba a todo arte que no resultara fácil de descifrar: un arte corrupto que era síntoma de una raza inferior. Por esta vía, los nazis combinaron el antisemitismo con el impulso de controlar cultura, y consolidaron un apoyo multitudinario para ambas campañas.

 

Desde mi percepción personal la ENTARTETE KUNST en la cual se expuso a Otto Dix tendría más fuerza estética que el neoclasicismo nazi del arte alemán del tercer Reich, Dix se atrevió a ver su contexto y traducirlo a la pintura, se negó a la utopía de perfección que era ofrecida para el mundo. Dix entendió su época y sus dolores, en parte la ENTARTETE KUNST tuvo más fuerza que la gran exposición de arte alemán debido a que se mostró como la única forma de ver el arte de vanguardia por última vez, luego de que el arte vanguardista fue censurado y destruido por los Nazis, este adquirió gran valor en el extranjero en especial a grupos anti nazis y fue reconocido como una gran explosión de la técnica y como el arte se valdría de sucesos traumáticos para crear estéticas donde el dolor apareciera crudo y real pero que no discriminaba al lisiado, al muerto y a la miseria que realmente acobijaba a  la Europa de las Grandes Guerras.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Enciclopedia de Historia del Arte. Ed. Normal. 1998. Expresionismo y Neue Sachlichkeit

CIBERGRAFÍA:

http://culturacolectiva.com/adolfo-hitler-el-artista/

http://trianarts.com/maestros-del-expresionismo-otto-dix-el-pintor-de-la-guerra/#sthash.TwqykDdf.dpbs

http://www.artehistoria.com/v2/contextos/5410.htm

http://www.carpetashistoria.fahce.unlp.edu.ar/carpeta-2/arte/cuerpos-extranos-exposiciones-edificantes-arte-y-nazismo/exposicion-arte-degeneradoexposicion-arte-degenerado-1937-el-montaje-en-el-interior-y-la-cola-para-entrar-en-el-exterior-el-19-de-julio-de-1937-a-unos-pocos-metros-de-la-primera-gran-exposicion-de-arte-aleman-en-el-edificio-donde-habia-funcionado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s